La sostenibilidad no está reñida con la estrategia empresarial. De hecho, la sociedad empieza a demandar que las compañías sean cada vez más sostenibles. Organizaciones que, además de tener en cuenta los criterios económicos, sean capaces de enfocarse en aspectos medioambientales y sociales.

¿Qué son las empresas sostenibles?

Las empresas más sostenibles son aquellas que se comprometen con el planeta a través de las acciones de responsabilidad social corporativa. Planes y objetivos que deben estar alineados con las preocupaciones de la sociedad.
Son aquellas que contribuyen al progreso de las generaciones presentes y futuras, y hacen frente a los problemas sociales y medioambientales, combinando la estrategia empresarial con acciones sostenibles.

3 pilares fundamentales en la sostenibilidad empresarial

La sostenibilidad se podría definir como las acciones que sirven para satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer a las generaciones futuras. Teniendo esto en cuenta, la sostenibilidad empresarial puede apoyarse en tres pilares diferentes:

1. Sostenibilidad económica: acceso a los recursos económicos por parte de toda la sociedad.

2. Sostenibilidad medioambiental: acciones y políticas que protegen el medio ambiente y consiguen un consumo equilibrado de los recursos, permitiendo su reposición.

3. Sostenibilidad social: protección de los derechos humanos universales, entre los que se incluyen los laborales.

10 consejos para lograr empresas más sostenibles

Una empresa sostenible tiene en cuenta, entre otros, los siguientes criterios:

1. Ahorro de papel: la apuesta por el formato digital contribuye a evitar problemas como el cambio climático o la deforestación.

2. Menor consumo energético: entre los consejos para ahorrar energía se encuentran medidas como apagar equipos cuando no se utilicen, un mayor aprovechamiento de la luz solar o el seguimiento de unos criterios de climatización eficientes.

3. Formación medioambiental: la educación a los empleados con respecto a las medidas medioambientales tiene consecuencias positivas para la empresa y el planeta.

4. Reciclaje: en una compañía se genera una gran cantidad de residuos. Por tanto, la política de reciclaje resulta clave en el camino hacia la sostenibilidad.

5. Estrategia de proveedores: necesidad de elegir proveedores locales y con un marcado compromiso medioambiental.

6. Ecodiseño del producto: la apuesta por el ecodiseño engloba todo el proceso de producción y se prolonga hasta el final de la vida útil del producto.

7. Transporte sostenible: gestión de una flota sostenible, fomento del transporte público o establecimiento de sistemas de desplazamiento alternativos al vehículo para los empleados.

8. Estrategia de clientes: el fomento de la sostenibilidad entre los clientes puede implicar premios por actos solidarios o labores de formación medioambiental de cara a la sociedad.

9. Medición del impacto ambiental: minimización de la huella ambiental a través del fomento de las medidas de sostenibilidad.

10. Acciones sociales: colaboraciones externas con compañías centradas en labores medioambientales

10 ejemplos de empresas sostenibles en España

Las empresas españolas, en general, pueden presumir de tener la sostenibilidad entre sus objetivos prioritarios. Algunas de las que más destacan por su compromiso en este sentido son las siguientes:

1. Iberdrola: esta organización es un referente de sostenibilidad en España. En el año 2015 incorporó los “Objetivos de Desarrollo Sostenible” a su gestión y desde entonces ha reforzado su compromiso con las energías limpias y renovables, promoviendo el respeto hacia el cuidado de los ecosistemas terrestres. Quieren ser referentes en la lucha contra el cambio climático y para ello se han marcado como objetivo reducir un 30% sus emisiones de CO2 este año, que sean prácticamente nulas en Europa en el 2030 y ser neutros en carbono para 2050 a nivel global.

2. Acciona: la estrategia de sostenibilidad de la compañía se instrumentaliza a través del “Plan Director de Sostenibilidad“, una hoja de ruta pionera que integra todas las iniciativas de la compañía en este campo y que está centrada en la consecución de los “Objetivos de Desarrollo Sostenible” y evitar el cambio climático.

3. Endesa: la compañía ha sabido aunar negocio y sostenibilidad, y fue una de las organizaciones pioneras en apostar por políticas sostenibles. Es de especial interés su colaboración en la preparación de la “Agenda de desarrollo Sostenible de la ONU”, su lucha contra el cambio climático y sus campañas centradas en la erradicación de la pobreza.

4. Naturgy: su rigurosa política de Responsabilidad Corporativa se centra en promover un suministro de energía respetuoso con el medio ambiente, dentro de su compromiso con la sociedad actual y las generaciones venideras.

5. Siemens Gamesa: ha conseguido una línea de créditos y avales distinguida con la etiqueta verde por su contribución a los “Objetivos de Desarrollo Sostenible”. También se caracteriza por su lucha para la reducción de las emisiones de CO2.

6. Enagás: esta compañía de gas ha centrado sus esfuerzos en la estrategia de cambio climático y los sistemas de gestión ambiental, extrapolando su política sostenible a proveedores, contratistas y otros agentes sociales.

7. Ferrovial: su programa de “Infraestructuras Sociales” ha sido muy bien valorado como modelo de cooperación. Tiene como objetivo mejorar la cobertura de las infraestructuras destinadas al suministro de agua en zonas de África y América Latina.

8. Inditex: la compañía ha alineado su estrategia con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible y ha adoptado un firme compromiso con los “Objetivos de Desarrollo Sostenible”, la sostenibilidad y el respeto de los derechos humanos.

9. Indra: apuesta por soluciones comprometidas con la reducción de los efectos del cambio climático, además de impulsar modelos de movilidad sostenible. La compañía forma parte del Carbon Disclosure Project que, entre otras funciones, evalúa la sostenibilidad medioambiental.

10. Securitas Direct: a lo largo de nuestra historia hemos firmado acuerdos con diferentes entidades que han reforzado nuestro compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente: con Ecoembes implantamos un sistema de recogida de envases en las oficinas a la vez que realizamos una campaña de concienciación para los empleados; y junto a Iberdrola hemos conseguido que nuestros edificios se iluminen con electricidad procedente de fuentes de energía renovables.
En nuestra oficinas hemos establecido diferentes dinámicas que evitan, por un lado el desperdicio de comida, ya que nuestros empleados pueden comprar el excedente de comida del comedor a precios accesibles, y por otro el ahorro, ya que la limpieza se realiza con un sistema de gestión de agua. Además, llevamos más de 10 años reciclando las pilas que utilizan nuestros productos (hasta ahora hemos reciclado más de 415 toneladas).

 

Las empresas más sostenibles no solo contribuyen a conseguir un planeta mejor. Su compromiso hace que se genere una imagen positiva de la compañía en un tiempo en que la sociedad exige este compromiso medioambiental.